blog-compressed

EL DIARIO DE UN DESEMPLEADO (2/2)

Dudas, temores, aciertos y más preguntas.


4:00 am
Diego no puede dormir. Ese día se levanta temprano, pues quiere tener una entrevista perfecta.

A las 4:05 ya está en su computador ajustando su experiencia a la vacante…
A las 5:00 ya había investigado todo sobre la empresa…
A las 6:00 ya había escrito algunas preguntas y respuestas…
Y a las 7:00 ya estaba practicando todo.
 
(Algo es seguro para él, no importa lo que pase, él lo va a dar todo en esa entrevista)
 
 
9:00 am
Diego plancha su camisa para la entrevista. La plancha con tanto cuidado y atención que su mamá lo ve desde una esquina y pide más por él .
 
(Diego piensa que él está solo, pero no. Su mamá, su hermana y un amigo están muy pendientes de él y de esa entrevista que tiene)
 
 
11:00 am
Se siente seguro de lo que estudió. Se siente confiado y no sabe por qué pero algo le dice que esta vez será diferente.
A las 11 ya estaba almorzando. Él quería estar listo para su entrevista de las 2:00 pm.
 
(Esa mañana no hubo tantas dudas, ese día fue de preparación y concentración. Y ese día -que también hubo pastas- sí se las comió todas)
 
 
1:30 pm
Diego ya está conectado. Quiere que todo le salga perfecto, y por eso, se conectó temprano. Probó la cámara, el internet y los audífonos.
Diego no deja de pensar en que esta podría ser su oportunidad después de tantos CVs enviados, después de tanto preguntar aquí y allá, y después de tantos NO que recibió a lo largo de los meses.
Por un instante se pone nervioso pues ya casi es hora de la entrevista.
 
 
2:00 pm
– Hola Diego cómo estás? pregunta Juanita.
 
(Diego está nervioso, pero la entrevistadora es tan buena en su profesión que se da cuenta y logra darle esa confianza que necesita. Después de algunas preguntas sencillas su mirada cambió. Diego sabe que puede y que se merece estar ahí)
 
…y así pasaron 60 minutos…
 
 
3:00 pm
Diego cierra su computador y por escasos 30 segundos se siente bien con lo que acabo de suceder. Se quita la camisa y la cuelga. Se pone otra y sale de su habitación.
 
Su mamá y hermana que estaban allí, le preguntan: – ¿Cómo te fue?
 
y Diego no responde…
 
(Él no sabía lo que había acabado de suceder. Él pensó que era una simple entrevista de trabajo, y aunque se había preparado para todo, no se había preparado para un empleo)
 
– !Má! empiezo la próxima semana!!!
 
– ¿Cómo asiiiii?
Si! la entrevista era directamente con el de recursos humanos y mi jefe! era una entrevista conjunta pues necesitaban a la persona ya! y yo soy esa persona!
 
Diego no sabía a qué se enfrentaría ese día. Como es normal, él pensaba que era solo uno de los tantos filtro que comúnmente tocaba pasar, pero no! ese día fue diferente. A las 2:00 pm Diego no tenía empleo, pero 1 hora después tenía lo que con tanto esfuerzo había buscado por meses. Esa sensación que tuvo cuando le dijeron “eres tú”, Diego no lo entendió en su momento, pero después de unos segundos se dió cuenta que #sisepuede.
 
Historias como la de Diego, Manuela, Andrea, Carlos, Javier, Johan, Natalia, Alejandra, Juliana, etc etc etc son reales! solo necesitas seguir, creer en ti y juiciosamente ser disciplinado. Tu mente jugará en tu contra desde que abres los ojos hasta que los cierras, pero muéstrale quién manda. Muéstrale al mundo que tú puedes. Muéstrate a ti mismo que #sisepuede. Muéstrale a los que te quieren que se vale la pena soñar y cumplir ese sueño. Levántate a las 5:00, a las 6:00 o a la hora que quieras, pero sigue… siempre sigue, porque en una de esas tú serás el próximo contratado.
 
Este es un homenaje que con mucho cariño le hacemos a todos nuestros candidatos Basics, pues conocemos sus historias y sabemos a lo que se enfrentan todos los días. Ustedes saben que no están solos y que un logro de ustedes es eterna felicidad para nosotros.

Gracias por leer nuestro Blog. Un espacio donde hablaremos cada domingo sobre temas de empleo y todo lo que sucede en el día a día. Ah! eso sí: sin filtros!
Si te gustó este artículo dale me gusta, compártelo en redes y espera uno nuevo el próximo domingo.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter