no-min

LA CADENA DE NO

Buscar empleo significa preparar una buena hoja de vida, mejorar el perfil de LinkedIn, estar listo para una entrevista, pero también… estar preparado para el rechazo.


Muchos tenemos en nuestra cabeza una película mal montada donde creemos MERECER cosas en la vida porque nos portamos bien, porque vamos a misa o porque es que simplemente no hay nadie como nosotros. Tenemos expectativas tan altas que muy rara vez coinciden con la realidad.

– Es que yo soy bueno! dijo un candidato.
– Es que no entiendo por qué no consigo empleo si tengo hasta Maestría! dijo otro.
– Es que llevo todo un mes buscando y nada!
 
Estos y muchos otros son los comentarios que escuchamos todos los días.
 
Todos creemos MERECER. Muchos creemos que por sacar buenas notas y hacerlo todo de forma correcta, la vida debe DARNOS lo que pedimos, y no, no es así. La realidad es que el mundo está lleno de profesionales muy malos empleados (bueno, no todos), y de profesionales muy buenos desempleados.
 
Esa forma de ver la vida profesional creyendo “merecer” hace que el candidato se ponga en riesgo, pues no se esfuerza, no ve más allá y ESPERA a que las cosas le lleguen como por arte de magia (por supuesto esto no aplica a todo el mundo).
 
Te voy a decir algo que sé que no te va a gustar, pero que también sé que lo necesitas:
 
Uno no encuentra empleo esperando. Uno no encuentra empleo deseando. Uno no encuentra empleo porque simplemente eres buena persona.
 
Uno encuentra empleo rompiendo la CADENA DE NO.
 
Entrevista —– NO
Entrevista —– NO
Entrevista —– NO
Entrevista —– NO
Entrevista —– NO
Entrevista —– NO
Entrevista —– NO
Entrevista —– NO
Entrevista —– NO
Entrevista —– Síiiiiiiiii !!!
 
Buscar trabajo es SEGUIR hasta romper esa cadena de “NO” con un SÍ!
Buscar empleo es resistir, aguantar, sacar fuerzas de donde sea y NUNCA BAJAR LOS BRAZOS!
 
Muy pocos profesionales consiguen empleo en la primera, segunda o tercera entrevista; -y si lo hacen-, pues qué bien por ellos!, pero el resto de los mortales deben saber que romper esa cadena de negativas es un reto mental y emocional que todos debemos superar; pero ¿sabes qué pasa? Nunca nos enseñaron a manejar el rechazo. Nunca nos dijeron qué debíamos hacer ante una negativa, y por el contrario, nos criaron creyendo que un “NO” es el fin del mundo.
 
Sentirse rechazado es una de las sensaciones más malucas que existen, lo sé! pues le da directo a nuestro orgullo, a nuestra autoestima y a esa “deseabilidad” que todos creemos tener, ¿pero sabes algo?

Tu valor no decrece porque alguien no tuvo la habilidad de ver tu potencial!

Ser rechazado no es lo mismo que ser fracasado, pero muy frecuentemente confundimos estas dos sensaciones.
Recibir un “NO” como respuesta después de una entrevista de trabajo no es un fracaso. Por el contrario, tener entrevistas es el mayor indicador de que lo que estás haciendo, lo estás haciendo bien.
 
Pero un “NO” nos derrumba, un “NO” nos disminuye y muchas veces hasta nos noquea.
 
– Aprende de la experiencia! dice tu mamá.
– Los “NO” nos sirven para crecer! dice un artículo en internet.
– Detrás de una negativa siempre hay una oportunidad! lo dice un libro de auto-superación.
 
Todo esto suena muy bonito, pero ¿realmente ayuda?
 
Cuando sueñas y quieres algo tanto y la vida no te lo da, pues eso molesta, y está bien que te sientas así… al menos por un tiempo. Ahora, lo que no está bien es que eso termine afectándote ocasionando estrés, ansiedad o incluso episodios depresivos.
 
Mejor, cambia de enfoque y repítete la siguiente frase una y otra vez:
 
“SI NO ESTÁS SIENDO RECHAZADO ES QUE NO ESTÁS INTENTANDO LO SUFICIENTE”
 
Es cierto. Solo aquellos que se atreven a ser rechazados son los que finalmente terminan por conseguirlo.
 

Hay 5 cosas que te queremos compartir el día de hoy y con las que esperamos puedas administrar mucho mejor esos “NO” que muy seguramente vas a recibir en algún momento. Veamos cuáles son:

  1. Entiende que no estás solo: debes rodearte de gente que te ayude a llevar un poco ese peso que llevas mientras consigues el empleo que quieres. Rodéate de gente positiva.
  2. No es contra ti. Un “NO” solo significa que por ahí no es la cosa. No es un camino final, es más bien una redirección hacia un lugar mucho mejor para ti.
  3. No idealices la vacante: tú no sabes cómo te hubiera ido en ese lugar donde te dijeron que no. Tú no sabes con qué tipo de jefe o colegas te hubieras encontrado. Muchas veces creemos que un puesto es perfecto para nosotros, pero muchas veces no es así, y esto pasa porque pensamos desde el deseo y no desde la razón.
  4. Empieza de nuevo. No te quedes mirando una y otra vez lo que no paso y mejor concéntrate en tu siguiente movimiento! El tomar acción una vez recibes un “NO”, te ayudará mucho con tu mini-fase de duelo y verás como podrás seguir con tu ánimo y optimismo intacto.
  5. Pide ayuda! recuerda que en BASICS tenemos un grupo de Psicólogos, Maestros de Yoga y otros donde hablamos de temas tan importantes como el rechazo. Si ves que la situación te supera pide ayuda! y no dejes que te afecte y termine por convertirse en algo peor.
Y recuerda: siempre al final de una cadena de “NO”, después de una cadena de negativas… SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE viene un SÍ! pero hay que trabajar por ello, insistir! y creer en ti! Que cada “NO” que recibas sea más gasolina para tu voluntad.
Gracias por leer nuestro Blog. Un espacio donde hablaremos cada domingo sobre temas de empleo y todo lo que sucede en el día a día. Ah! eso sí: sin filtros!
Si te gustó este artículo dale me gusta, compártelo en redes y espera uno nuevo el próximo domingo.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter