montaña blog-min

LA MONTAÑA RUSA EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Desde el día 1 hasta el día que encuentras trabajo pueden pasar muchas cosas y una de esas es el sube y baja emocional al que te sometes.


El tema de lo que pasa entre el día que empiezas a buscar empleo y el momento en que encuentras trabajo ha sido tan poco explorado, que en Basics le quisimos dar un espacio a ese sube y baja emocional al que se exponen algunos candidatos cuando buscan empleo.

¿Sabes que la OMS (Organización Mundial de la Salud) comparó la perdida de un ser querido con los esfuerzos mentales y emocionales que vive una persona cuando se queda sin empleo? Esto que dice la OMS es muy entendible! pues como humanos nos preocupamos, nos ponemos ansiosos, nos desanimamos, nos estresamos y muchas veces nos dejamos afectar. Es apenas normal que una situación con tanta incertidumbre tenga efectos sobre nosotros.
 

Muchos candidatos al momento de buscar trabajo prefieren hacerlo con el método de prueba y error, – y bueno-, a algunos les funciona, pero a muchos otros no. Y es que nunca nadie nunca nos preparó para buscar empleo solos y mucho menos en un contexto tan complejo y con tanta competencia.

 

¿Si has visto el famoso meme de expectativa vs. realidad?
bueno! eso les está pasando a muchos candidatos que tienen tantas expectativas para encontrar un empleo, pero que al final, se encuentran con otra cosa: la realidad.

Un candidato cuando busca trabajo se somete a un cocktail emocional que puede derrumbar hasta al más fuerte; y por eso, queremos mostrarte las 4 fases de lo que puede pasar. Trata de verte reflejado en alguna de estas fases, pues al final te diremos lo que puedes hacer. ¿Listo? Empecemos!

 
FASE 1: EMPEZANDO A BUSCAR
Ah! la fase maravillosa, parecen vacaciones. En esta fase el candidato tiene las expectativas altas, solo quiere aplicar a las mejores empresas del país y busca los mejores salarios. En esta fase el candidato se encuentra en su mejor momento, y es evidente pues está fresco y apenas está comenzando. Aquí su nivel de confianza es alto, está tranquilo y muy optimista!
Un candidato en esta fase que dura aproximadamente 1 mes, el candidato puede aplicar al rededor de 2 horas por día y entre 3 a 4 veces a la semana. Para él es suficiente.
– Expectativa: “encontraré trabajo en menos de lo que cante un gallo”
– La realidad: el candidato no sabe a qué se expone. Muchos desconocen el mercado laboral y no saben que solo el 19% de los candidatos lo consiguen en el 1er mes (según el DANE). Incluso en Basics creemos que esta cifra es muy optimista.
 
FASE 2: EL BATE DE LA REALIDAD
Esta fase que transcurre entre el 2do y 3er mes es una fase donde el candidato “cae en cuenta”. Después de 2 meses de aplicar y de haber pasado algunas pocas entrevistas, el candidato se da cuenta que las cosas no eran como pensaba; es decir, llega el “el bate de la realidad” y le enseña.
En esta fase el desempeño para buscar empleo es mejor que en la 1ra, pues ya ha aprendido algo en ese par de meses sobre el mercado laboral pero no es suficiente. El nivel de optimismo del candidato ya no es el mismo, y empieza a aplicar a empresas que tengan vacantes disponibles (ya no es tan exclusivo). Muchos en esta fase empiezan a sentir el peso de la realidad al ver que lo que creían no les ha funcionado. Algunos ya no están tan tranquilos y la ansiedad empieza a jugar con ellos.
 
FASE 3: EL AUTOFLAGELAMIENTO
Después del 3er mes de no haber cumplido sus objetivos, el candidato puede entrar a una fase autodestructiva que llamamos “autoflagelamiento”. Como ya lo podrás estar imaginando, en esta fase el candidato se encuentra estresado, ansioso y empieza a afectar su autoestima profesional. Aquí empieza a dudar de sí mismo y todo el tiempo se la pasa preguntándose: ¿sere yo?; y como se encuentra un poco caído, ya no aplica de la misma manera y el sentimiento de culpa por no tener empleo llega.
 
FASE 4: EN EL SUELO DEL RING
En esta última fase el candidato empieza a pensar que no importa lo que haga el resultado va a ser el mismo. Esta fase es muy difícil y se empieza a vivir al rededor del 4to mes.
Aquí el candidato ya se encuentra afectado, ya no es optimista, ya no está tranquilo, su nivel de seguridad se encuentra en el mínimo y comete el error más grande: se empieza a aislar. En otras palabras, ya no se está afectando a sí mismo, sino también a su círculo social.
En esta fase ya no hay entrevistas, aplica de vez en cuando y en general la productividad del candidato para buscar empleo cae a mínimos históricos. El candidato toma su proceso de búsqueda de empleo como un fracaso personal.
 
-¿Qué fuerte lo acabas de leer cierto?
 
Evidentemente esto NO les pasa a todos los candidatos, y evidentemente los tiempos que indicamos anteriormente no es igual para todo mundo, pues todos somos diferentes, todos no todos tenemos la misma capacidad de aguante ni la recursividad para auto-gestionar nuestra propia estrategia de empleabilidad.
 
Estas 4 fases nos sirven para ilustrar un hecho que les ha tocado vivir a algunos candidatos y que permite entrar en conciencia a aquellos que prefieren jugar “solo” y utilizar el método de “prueba y error”.
Si tú que nos lees te sientes identificado con alguna de estas fases debes saber algo ya mismo y es que esto tiene solución!
Nuestra invitación es que te tomes muy en serio la búsqueda de empleo, porque no estás jugando solo con tu vida profesional, sino también con tu salud mental, salud física, con tu salud social y mucho más.
 

Mira estos 3 puntos que te compartimos a continuación y que te pueden servir no importa si apenas estás empezando o si ya llevas un tiempo buscando:

  1. Sé consciente a lo que te vas a enfrentar. Si antes de buscar empleo te preparas, te organizas, creas una estrategia y eres disciplinado! podrás superar la situación mucho más fácilmente que otros que buscan trabajo con ingenuidad de que todo les va a salir perfecto.
  2. Defiéndete con todo lo que tengas. Saca tiempo para ti cuando busques empleo, se realista, se optimista y busca actividades que te ayuden a mantener tu espíritu en alto a lo largo de todo el proceso. Practica meditación, haz deporte, saca tiempo para ir a misa (si te ayuda), etc. Trata de buscar espacios que ten de paz y tranquilidad mental.
  3. Busca ayuda. Si tú sientes que la situación te supera pide ayuda! pues es lo más inteligente que puedes hacer. Hoy día existe un Método que se llama Basics y que está aquí para ayudarte en el proceso.
Buscar empleo puede ser un momento memorable de éxito profesional y personal para ti o uno del cual no te quieras acordar jamás. Tú decides.
Gracias por leer nuestro Blog. Un espacio donde hablaremos cada domingo sobre temas de empleo y todo lo que sucede en el día a día. Ah! eso sí: sin filtros!
Si te gustó este artículo dale me gusta, compártelo en redes y espera uno nuevo el próximo domingo.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter