Me mamé Blog

¡ME MAMÉ!

“Me cansé de buscar empleo, de mendigar una oportunidad, de soportar los abusos de muchos reclutadores, ESTOY EN REBELDÍA!” decía el post de un profesional desesperado en LinkedIn.

Y el post seguía así: “Si alguna empresa quiere contratarme YO decidiré si es digna de que YO trabaje ahí”.
Es triste ver que un profesional llegue a tal punto de desesperación para escribir un post en una red profesional de esta manera; pero lo más triste es que no sepa que eso es literalmente ponerse la soga al cuello.
Ningún reclutador al leer un post así va a pensar “pobrecito démosle un puesto”, no!
Muchos de ustedes se podrán sentir identificados con esta historia que les cuento, y muchos muy seguramente han pensado en decirle al mundo lo que piensan por rabia, desespero o frustración.
 
– ¿Es normal que un profesional que no recibe respuestas se sienta así? claro!, por supuesto que sí!
 
– ¿Es normal que un profesional después de pasar dos o tres entrevistas en una misma empresa y que no recibe ninguna respuesta se sienta así? claro que sí!
 
Sentirse frustrado o desanimado es normal ¿sabes por qué? pues porque no eres un robot. Ahora, lo que no está bien es que lo pongas en una plataforma profesional como LinkedIn y mucho menos en redes sociales. Eso es como aquellos novios o novias que al terminar con su pareja se desahogan publicando en redes sus penas a gente que no le importa, y aparte ahuyenta el próximo prospecto.
 
El publicar comentarios que van en contra de los reclutadores, de lo pobre que está la oferta de vacantes o recurrir a técnicas del “pobrecito” NO funcionan y es contraproducente.

NO vendas en redes lástima. NO vendas en redes rabia. NO vendas en redes orgullo.

Tú te debes vender SIEMPRE como un profesional que sabe lo que hace, que ama lo que hace y que tiene control de la situación.
Yo sé que esto que acabas de leer te podrá parecer poco solidario con los que la están pasando mal, pero no es así. Porque nos interesa que encuentren empleo lo más pronto posible es que les decimos que eso que están haciendo no está bien, afectan su marca personal y es un claro signo de que no tiene las competencias necesarias para moverse en el mundo laboral.
Si tú en este momento te sientes con rabia o te sientes frustrado, haz ejercicio, haz yoga, ve a misa o haz lo que sea necesario para exteriorizar y sacar esos sentimientos negativos de ti. Pero cada vez que llegue a tu cabeza la idea de ponerlo en redes, machúcate los dedos!
 
– “Sí pero es que yo quiero decirle unas cuantas verdades a los reclutadores”
 
La mejor manera de decirle la verdad a alguien que ha sido poco profesional contigo es dejarlo pasar y ya está!
Así como existen malos administradores, malos arquitectos, malos abogados, también existen los malos reclutadores! aunque no son todos, ni tampoco son muchos.
 
La invitación que te hago hoy es que pienses muy bien antes de compartir ideas u opiniones destructivas en redes y sobretodo si esas redes son profesionales. Hay algo que se llama: marca personal y que sirve para todo: desde buscar empleo hasta conseguir novio o novia, luego cuídala mucho, porque así tú no quieras, todo lo que haces y dices te afecta de forma positiva o negativa.
 
Gracias por leer nuestro Blog. Un espacio donde hablaremos cada domingo sobre temas de empleo y todo lo que sucede en el día a día. Ah! eso sí: sin filtros!
Si te gustó este artículo dale me gusta, compártelo en redes y espera uno nuevo el próximo domingo.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter